miércoles, 25 de junio de 2008

TOQUE IMAGINACIÓN (3)




Con un par de programas y mucha imaginación, tendrás una página que será la envidia de la web.

¿Dominas tu dominio? ¿Ya estás cómodo en el alojamiento web? Pues entonces, sólo necesitas una linda página, para aparecer con elegancia en la Red de Redes.

Si cuentas con plata, puedes acudir a un diseñador profesional. Si no, buscar algún amigo que te colabore.

¿Y por qué no te atreves a diseñarla tú? No te vamos a engañar diciendo que es muy sencillo, pero en la web puedes encontrar muchos “tutoriales” (manuales) en castellano de los programas más comunes para diseño de páginas web.

Comencemos por el “Frontpage”. Es un programa que te permite diseñar fácilmente y además lo trae el Office. Es muy probable que lo tengas instalado en tu computador.

El paquete de diseño profesional más usado es “Macromedia”. Está compuesto de varios programas. Uno de ellos, el llamado “Dreamweaver” te sirve para maquetar la página. Otro, el “Fireworks” te permite trabajar lo gráfico (dibujos, fotos) . Y con el “Flash” le das vida creando animaciones.

En la página web de “Macromedia” te ofrecen versiones de prueba que puedes bajarte y experimentar: http://www.macromedia.com/downloads/

Las web se suelen diseñar con un código llamado . Pero si necesitas interactuar con quienes vayan a visitar tu página, por ejemplo, que rellenen formularios o participen en foros, necesitarás incorporarle “programación”. Uno de los lenguajes más usados para esta programación es el “PHP”.

Pero ya esto son palabras mayores.

Si quieres encontrar manuales de todos estos programas, puedes ir a:
http://www.desarrolloweb.com
http://www.manuales-gratis.com/manuales/programacion_web.html

Últimamente, están muy de moda los foros donde puedes consultar dudas a otros usuarios de la web. Tienes foros especializados sobre Diseño Web, programación en PHP y otros lenguajes.

¿Listo? ¿Lista? Con esto, al menos tienes una referencia de las herramientas necesarias para diseñar tu página. El toque creativo y de imaginación se lo tienes que poner tú.

Una vez que termines el diseño, hay que “subir” la página al servidor. Para ello, se usan los programas “FTP” (por ejemplo, el “Cute FTP”).

A partir de este momento, cuando alguien entre en la web y teclee tu dominio entrará en página y podrá disfrutar de tu derroche creativo.